martes, 5 de junio de 2012

Tripulantes del barco azul

En la parte más desconocida del infinito océano
las fuertes corrientes nos arrastran
cual inmensos ríos submarinos,
parecemos una ola abrazando el mar.
Embalados en neopreno y mágicas caretas de mariposas
inventamos nuestro reino debajo de aguas añiles y saladas,
te abrazo para mostrarte el bosque de mi alma
y nos besamos en lo eterno respirando adentro.
Explorando un oasis subacuático y sereno
la fotografía digital envidia nuestras pupilas,
al avanzar aleteando entre refulgentes escamas
y llegamos a regiones profundas y pintorescas.
Acaricio tu cabello de una medusa sin veneno,
buceamos ávidos buscando desafiantes,
los naufragios de los corazones errantes
en un universo totalmente nuevo.
El agua nos revela secretos mientras exploramos sitios
del pasado y presente,
y entre canteras y arrecifes, veo criaturas sorprendentes
en esta geometría tridimensional.                            
Los misterios y la belleza del mundo acuático
son una eyaculación de mi viva imaginación
escrita en un poema de aguas abiertas
donde deseo habitar dentro de ellas…,
¡para contemplar el mar!…
besando el sol con sabor a durazno
y alzar un refugio en el celeste,
de cálidos paisajes coralígenos.

Poemario: "Como un amartelado adéfago"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...