viernes, 28 de septiembre de 2012

Rasgo final

Tus labios son mis jardines donde podo con besos tus nacientes pétalos.
Eres un amor prohibido y eso le provee demencia a mis infieles pecados.
Fecha a día; lamo tus lágrimas como un perrito fiel que malgastó su hueso.

Estoy pactando con las promesas en la cornisa del deudor.
Voy adueñarme de tu corazón; si él se descuida un poquito nada más,
usaré el camuflaje dependiendo de la sembrada alfombra del trecho.

Prolongaré hacia  adelante como un cangrejo azul colmado de ilusiones.
Emplearé las provistas pinzas como sigilosos remos que bailan esperanzas
y te raptaré montada en un caballito de fuego, custodiada de peces y gaviotas.

Espero que vengas, porque si no desataré mi furia para herir al silencio
y apedrearé el tiempo hasta ultimar su transparente e impenetrable cuerpo
para así condenarme al irreversible huerco del desamor.

Poemario: "Reciclaje"


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...