viernes, 16 de septiembre de 2011

...La estancia con la parca


Cuando hoy salí de casa, le di un beso en la frente a mi madre y ella intuyó en sus afectos, que no regresaría.

Enganchado a los fríos barrotes como un arrapiezo asustado, contemplo al mítico tiempo huyendo de mí.

Con una lista escrita con mala letra, anunciaban en el patio del pabellón; que yo; ¡Ya no existía!

El arma cerca de mi boca gritaba: "¡todo será rápido!", y yo le creí.

Polvoriento el camino, el hombre va detrás de mí y me empuja, de rodillas caigo al cielo, no sentí el soplo de mi sangre bañando el barranco.

Siguen volando las moscas sobre mi cabeza, sus aspas celebran creyendo que ya estoy muerto.

"¡Lo mataron!", gritó uno por allá y se acercó otro y preguntó: "¿Por qué?". Estaba armado aseguró la ley: "Tenía un lápiz...".

Yo no llamé a la muerte pero ella vino, y la deslenguada me pidió disculpas por no llegar antes.

Venía por mí, flotaba sobre el piso, estaba muy elegante con su sombrero y su capa negra y, afuera nos esperaba su oscura carroza...

No te asustes que no es tu puerta la que tocan, ¡pero tranquilo!, nadie se salva, lo indivisible nos toca.

Tweet Cuento: (Historias en 140 caracteres)


12 comentarios:

  1. Bravo!
    me gusta mas esta presentación que hiciste separando párrafos, se hace mas ligera la lectura..
    me encanto el relato..

    ResponderEliminar
  2. Anhorabuena, ciertamente he de darme el tiempo suficiente para acercarme y leer detenidamente la producción de ¿este autor? Entiendo que Garla Kat es sólo quien publica y el autor es ¿? Como sea, aquí me tendrán leyendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Desde Brétema simplemente felicitar al autor, por el escrito, aunque también apuntar algún detalle que creemos haría mas interesante o atractivo al escrito: el de mantener un poco mas el suspense ante el nudo o desenlace, es decir, no dejar entrever desde los primeros textos el final ya vertido, del escrito.
    Repetimos, nuestra enhorabuena y a seguir creando. Un saludo, Brétema

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho tu microcuento.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Sesacional!!!! creo de se salvo por un poquito....pero lo estan esperando...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Que bueno es..espeluznante...eriza la piel pensar que esos últimos momentos pasan así..de adelante hacia atrás..hasta que se detiene...la desfachatez de la muerte...el aviso del arma..todo ha sido excelente...bss

    ResponderEliminar
  7. Conviene irse preparando, no para la muerte en si, que siempre es generosa, sino con la manera de hacerlo. Beso.

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno!un relato corto con todos los condimentos.La parca siempre está dando vueltas,tratamos de esquivarla con lo que está a nuestros alcance.
    Pero cuando decide llegar...llega sin buscarla.Aunque puede dar avisos que a veces no se interpretan.
    ¡Garla,un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. ¡Genial!
    "Estaba armado con un lápiz"- dijeron... ¡Me encantó! Ya lo creo que es un arma.

    La parca siempre anda merodeando por el vecindario y tiene las llaves de todas las casas. Ummmm Un abrazo y felicitaciones!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola muchas gracias por invitarme
    a tu bello espacio literario te seguire me gusto mucho tu publicacion

    Un saludo y feliz dia...

    ResponderEliminar
  11. Entro en tu blog y leo porque alguien me ha dicho que lo haga, que valía la pena. Creo que ha acertado y me alegro de haber ewntrado. Es la primera vez y me gustaría que sólo fuera la primera de muchas más. Si quieres, te invito a intercambiar comentarios. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. me gustó mucho el desarrollo del cuento, siendo corto atrapa desde las primeras lineas...gracias

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...